martes, 7 de febrero de 2012


VÍCTOR MONTOYA PRESENTÓ CUENTOS EN EL EXILIO

La edición Bolivia de Cuentos en el Exilio, que fue lanzada en octubre del 2011 por la editorial Kipus de Cochabamba, se presentó en la ciudad de El Alto, donde actualmente reside el autor del libro, quien retornó al país después de 34 años de ausencia.

Víctor Montoya, según afirmaciones de la crítica especializada, está considerado como uno de los mejores narradores latinoamericanos y como uno de los principales impulsores de la moderna literatura boliviana.

Su libro Cuentos en el Exilio, escrito con pasión y destreza narrativa, recoge no sólo sus experiencias a partir de su excarcelación, como refugiado político, sino también sus anhelos y añoranzas por la tierra que lo vio nacer. De ahí que sus páginas resultan ser mucho más que el testimonio de un exiliado que sufrió la persecución, la tortura, la prisión y el destierro, que lo privó de sus derechos más elementales como ciudadano boliviano.

El libro, que estuvo a la venta en el acto de presentación, fue autografiado por el autor, quien explicó que los cuentos son la viva expresión de un hombre que experimenta en carne propia, a través de las pesadillas y en la absoluta soledad, las secuelas que dejan las torturas, como ésas que las dictaduras militares aplicaron contra sus opositores políticos durante la denominada Operación Cóndor, que se prolongó en cinco países del Cono Sur entre 1974 y 1982.

Víctor Montoya declaró ser un autor comprometido con la realidad social y dijo que sus cuentos escritos en el exilio -incluso aquellos que abordan temas fantásticos nacidos del subconsciente, entre la ficción y la realidad- son ecos de denuncia y de protesta contra los sistemas de poder que suelen aplastar la voluntad de las personas consideradas no gratas de una manera casi kafkiana.

La presentación se efectuó en el Teatro Municipal de Cámara, de la Alcaldía Quemada de El Alto, el viernes a las 10:30 a. m., con la asistencia de la prensa y de un público interesado en conocer al autor de Cuentos en el Exilio. Entre las personas que hicieron uso de la palabra estaban Julio Callisaya, Director de Cultura de la Municipalidad, Eusebio Tapia Aruni, compañero de cautivero del autor en la cárcel de San Pedro y Beimar Montoya, presidente de la Sociedad de Escritores de El Alto, los mismos que destacaron la producción prolífica de uno de los autores bolivianos con mayor resonancia a nivel nacional e internacional.

Víctor Montoya, quien dijo sentirse un alteño más, agradeció a los presentes por haberlo recibido desde un principio con los brazos abiertos y con muchos votos de aliento. Dijo, asimismo, que se encontraba como el pez en el agua luego de haber retornado al encuentro de sus ancestros y de un país multifacético, cuyas mil caras intentó retratar en sus textos literarios desde que publicó, en 1979, su primer libro de testimonio Huelga y represión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada