sábado, 12 de mayo de 2012



EL TÍO Y LA REEDICIÓN DE CUENTOS DE LA MINA

Uno de los libros más representativos del escritor boliviano Víctor Montoya será reeditado dentro de poco por el Grupo Editorial Kipus de Cochabamba. Se trata de una obra que anteriormente fue publicada en Suecia (2000), México (2002) y España (2006).

El libro, desde su primera edición, ha sido reeditado varias veces y traducido a otros idiomas, debido a que los cuentos recrean con destreza narrativa algunos de los aspectos relevantes del mundo andino, teniendo como a protagonista central al Tío de la mina; un personaje de carácter ambiguo, mitad dios y mitad demonio, que no sólo simboliza el sincretismo religioso entre la tradición cristiana de Occidente y el paganismo ancestral de las culturas precolombinas, sino también la síntesis del mestizaje que se originó durante la colonia en América Latina.

Víctor Montoya, que recoge en sus cuentos partes de la tradición oral en torno al mito del Tío, está consciente de que este personaje, debido a sus atributos excepcionales, está destinado a convertirse en una de las figuras más notables de la narrativa minera tanto dentro como fuera de Bolivia.

El autor manifestó en repetidas ocasiones que el Tío de la mina forma parte de su vida y su obra. Es probable que este ser mitológico, a quien los mineros le rinden pleitesía y le tributan hojas de coca, alcohol y cigarrillos, suplicándole que los proteja de los peligros y les provea los mejores filones de estaño, sobreviva no sólo en la memoria colectiva y el imaginario popular, sino también en las obras que testimonian su presencia entre las altas montañas de cordillera andina, como en los Cuentos de la mina de Víctor Montoya.

La reedición de la obra demuestra que existe un interés general por conocer los mitos, las leyendas y tradiciones provenientes del ámbito minero, donde se proletarizaron los indígenas de origen quechua y aymara una vez que Simón I. Patiño descubrió  la veta de estaño más grande del mundo a finales del siglo XIX.  

Cuentos de la mina, cuya reedición será presentada en la Casa de la Moneda de Potosí, a mediados del mes de junio, es uno de los libros en el que mejor se retrata al Tío, porque está exento del realismo social, tan manido en la literatura minera, y porque rescata el realismo fantástico que está presente en los socavones y campamentos mineros, donde casi todas las familias viven y conviven con el Tío de la mina, como si se tratara del único amo y señor de las riquezas minerales.

No cabe duda que Víctor Montoya encontró en el Tío de la mina a su mejor aliado y, al mismo tiempo, a su mejor personaje hecho de realidad y fantasía, ya que esta deidad de la cosmovisión andina es asombro y maravilla, pero, sobre todo, una criatura que nace de la imaginación popular para trocarse en literatura pura. Nuestros parabienes para el autor de esta excelente obra que, una vez más, estará a disposición de los lectores ávidos por conocer el mundo secreto de la mina y sus asuntos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada